La nueva versión predeterminada de la herramienta gratuita de analítica web del gigante Google, está disponible desde el pasado 2020 bajo el nombre de “Google Analytics 4” (GA4), pero recientemente han añadido algunos aspectos bastante remarcables. Si las dudas sobre su uso y ventajas te asaltan y no ves la luz entre tantos datos y términos, aquí en @nube.554 nos hemos propuesto ayudarte. Lo primero es que tal vez sientas una conexión especial con Universal Analytics pero, déjanos decirte, esa etapa ya pasó. Si aun no estás familiarizado con GA4, deberías empezar, así que te vamos a contar los motivos. 

Google Analytics 4 es la evolución natural del tándem Web+App y está concretamente pensada para un futuro sin cookies, sustituidas por un aprendizaje automático gracias al cual se puedan elaborar patrones sin utilizar datos personales, ofreciendo así mayor privacidad a los usuarios. Además, es una versión que potencia sobremanera el retorno de la inversión publicitaria que hayas lanzado con Google Ads, porque usa la inteligencia artificial y analiza el proceso del cliente durante todo su ciclo de vida, lo que proporciona información más exacta. Estos motivos deberían ser suficientes para eliminar la pregunta que tienes en mente: ¿debo cambiar Universal Analytics por Google Analytics 4? 

La respuesta es evidente pero tranquilo, puedes hacerlo de forma gradual, ya que Google te permite crear propiedades de manera adicional y usarlas simultáneamente para que vayan recopilando datos a la par que mantengas operativo Universal Analytics. De este modo, podrás beneficiarte de ambas versiones hasta que hagas el cambio a GA4. Superado el debate, a continuación te explicamos algunos cambios importantes respecto a Universal Analytics:

  • Cambios en la medición: en este sentido, la diferencia radica en la base del modelo de datos, fijándose en sesiones la versión anterior y en eventos la versión GA4, lo que hace que esta última sea más flexible en comparación.
  • Cambios en el seguimiento: mientras que en UA se contabiliza como usuario duplicado si un mismo usuario utiliza distintos dispositivos, en GA4 se proporcionan informes multidispositivo, es decir, se pueden anular los usuarios duplicados para medir el recorrido de un mismo usuario a través de los diferentes dispositivos gracias, por ejemplo, a los datos de inicio de sesión.
  • Cambios en la automatización: como decíamos anteriormente, la versión GA4 basa la medición en un aprendizaje automático, con vistas a eliminar las cookies y proteger la privacidad de los usuarios. De este modo, la automatización se da en base a detectar patrones, a diferencia de Universal Analytics, cuya propiedad es notablemente más básica.
  • Cambios en los informes: la perspectiva cambia radicalmente, ya que en UA se intenta englobar todos los casos posibles, mientras que en Google Analytics 4 el aspecto clave es que analiza el recorrido del usuario en su totalidad, logrando así información más concreta y específica.

Un nuevo aspecto de Google Analytics 4 con el que no cuenta Universal Analytics es el concepto de flujo de datos, eliminando así las vistas tan características de la versión anterior. De este modo, es posible realizar un seguimiento de hasta 50 flujos de datos por cada propiedad de GA4 entre páginas web y apps (medición multidominio). Un cambio importante es que no hay porcentaje de rebote en Google Analytics 4, porque es sustituido por una serie de métricas mucho más sofisticadas y exactas: Engaged Sessions, que son el número de sesiones que duraron más de 10 segundos, tuvieron conversión o realizaron dos o más visitas a la página; Engaged Sessiones per user; Engagement rate y Engagement time. ¡Cuidado! Recuerda no marcar una página vista no específica como si fuera un evento de conversión, ya que podrías aumentar erróneamente el número de sesiones participadas, lo que modificaría por completo el resultado de las métricas.

En la nueva versión de Google Analytics 4, han añadido nuevos espacios de identidad, para agrupar identificadores que permiten desarrollar el recorrido de los usuarios. Además, la gestión de la audiencia se presenta mucho más intuitiva, ya que se implementan aspectos predefinidos y se pueden crear nuevas audiencias personalizadas en tan solo unos clics. Las métricas y las audiencias se tornan predictivas, ya que se proporcionan probabilidades altas de que un usuario determinado realice según qué acción de conversión. 

Sin duda, existen numerosos motivos por los que es imprescindible dar el salto de Universal Analytics a Google Analytics 4, como el avance en la concreción de las métricas, los cambios en los informes o el nuevo concepto de flujo de datos. Aunque, una vez concluido este debate, nos atrevemos con otro melón: ¿Google Analytics 4 o Analytics 360?

Blog

¿VOLAMOS?